Martes, Diciembre 12, 2017
A- A A+

Toño Moreno, la cara amable de la TV de Coahuila

Por: Jorge Arturo Estrada |||

Toño nos comparte sus reflexiones acerca de la ciudad y sus problemas; y propone regresar a lo básico, a los valores, a las familias y al amor. Él conduce, desde hace una década, el noticiario Matutino de Azteca Siete y por la tarde está al frente de las noticias en la XESJ. La estación de gran tradición en la capital de Coahuila.

 

 

Antonio Moreno, es una figura familiar para decenas de miles de coahuilenses. Su voz y su estilo son inconfundibles. Además de su facilidad para comunicar, también destaca por su habilidad para reportear y llegar a los lugares en que las noticias se generan. Y se viven.

En una agradable conversación, Toño nos comparte sus reflexiones acerca de la ciudad y sus problemas; y propone regresar a lo básico, a los valores, a las familias y al amor. Él conduce, desde hace una década, el noticiario Matutino de Azteca Siete y por la tarde está al frente de las noticias en la XESJ. La estación de gran tradición en la capital de Coahuila.

Yo ya soy saltillense, expone el comunicador de 38 años de edad. “Soy Zacatecano de corazón, nací en Concepción del Oro.  Toño es una persona muy amable y su charla es amena, la radio lo cautiva desde la infancia. Primero lo acompaña e invita a las aventuras despertando su imaginación. También despierta su vocación: él quería estar frente a un micrófono. Convertirse en un comunicador. Primero en la radio y luego en la televisión.

“Mira, la historia, digo, es bonita. Yo recuerdo que lo único que había era un radio en la casa, era el único entretenedor que había. Pero tenías acceso a ese entretenedor nada más en las noches.  

 Yo recuerdo  que mi abuela, en las tardes-noches encendía la radio, que me daba la facilidad de imaginar cosas. Y me imaginaba no sé, había la historia de "El ojo de vidrio" o de Kalimán, Cadenas de odio y personificadas en la radio y te imaginas tú que ahí están los actores. Fíjate, yo imaginaba cuando el locutor presentaba los cantantes en aquella época, a los grupos musicales, yo pensaba que afuera de la estación de radio había, pues no sé 100 grupos esperando para entrar a tocar.

En 1989 tuve la oportunidad de iniciarme, yo tenía 10, 11 años, empecé a trabajar en una estación de radio experimental de cultura, ahí mismo en el pueblo. Al fin ante un micrófono. Igual no sabía a veces qué decir pero ya sabía que había que decir la hora y la temperatura, la temperatura la inventábamos porque no teníamos termómetro.

En Monterrey, cuando empecé a estudiar la carrera de Comunicación, sabía que yo quería ser locutor, yo quería ser reportero.

En el primer semestre de la carrera ingresa a un proyecto del canal 28 de TVNL. Ese fue mi primer contacto con el medio ya de manera profesional. La meta de estar allá era trabajar en el día y poder estudiar la carrera en la noche. Yo tenía 19 años, 18-19 años, me voy a Radio Alegría, el programa era de corte norteño.

Al pasar cada quince días o cada semana rumbo al pueblo, pues yo escuchaba una estación de radio, que yo decía "no puede ser que hagan este tipo de radio en Saltillo", una estación muy mala, malísima. Esa estación ponía noticias cada quince minutos, y luego se oía un gallo y el gallo daba la hora y la temperatura. Y yo decía "no puede ser", viniendo de Radio Alegría de cosas más avanzadas, yo decía "no puede ser",

Con el paso del tiempo conozco al ingeniero Enrique Musa, en Monterrey ahí en el grupo y me da su tarjeta, me dice "Toño te oyes muy bien la radio, sé que eres de allá de Concha, eres paisano..."

Musa estaba en Radio Centro, me dice "pues hay una oportunidad allá en Saltillo" un día de visita en la ciudad le hablo y me dice "vente a la estación para que me hagas una prueba de locución", eso ya fue en 1997-98.   

"Toño pues bienvenido, pásale, vamos a la cabina, qué ¿sabes hacer?" y ya me dan unas hojas verdad y empiezo a leer "Un fuerte incendio provocó...no sé que..." una nota. "Bueno muy bien, ahora vas a presentar una canción" ¿A ver, cómo vas a presentar a Vicente?, bueno y vas a dar la hora y la temperatura, pero hasta que yo te diga, te vamos a poner un efecto" Yo dije, pues va a ser un tono, va a ser una cosa ahí para dar la hora, entonces me ponen el reloj y ya estábamos grabando le dan grabar, oye pues lo primero que se oye es el méndigo gallo (risas) "posteriormente me pide que espere: “vamos a hablar con Jorge Ruiz Schubert, él va a ser el que te va a decir si te vas o te quedas, si sirves para esto o si no sirves para esto" el licenciado me dice "Pues muy bien, te quedas, te quedas a trabajar con nosotros. Musa, ¿cuánto le vamos a pagar a Toño por quincena?" - "Le vamos a dar 2,500 pesos más las comisiones. Entonces pues de 350 que ganaba a casi 3000 pesos por quincena que me ofrecían, yo dije "No pues sí, aquí me quedo" (risas) y ya me quedé ahí...

  Y desde entonces, ya son más de 18 años ahí en XESJ. La ciudad ha crecido y ha cambiado, cualquier cantidad de cosas. El comienzo fue difícil, expone el comunicador: La verdad es que al principio hubo rechazo, porque, es que en la estación, acuérdate, en la XESJ estaba José Guadalupe Medina. El Compadre Medina que era el ícono de la radio, y era remar contra corriente porque traías una tradición de 40- 50 años al aire, enfrentarte a eso cuando no sabes, cuando eres nuevo, cuando prácticamente pues acabas de llegar...

 A Saltillo le debo todo lo que soy en lo profesional y en lo humano. Aquí ya nacieron mis hijas, nacieron mis hijos... Tengo 5 hijos, yo estoy muy agradecido con la ciudad. Primero porque fue una resistencia de mi parte, porque yo no quería la ciudad, lo admito, lo hago público, yo creo que eres al primero al que se lo digo, pero hoy, hoy la verdad, no me queda nada, la ciudad me puede, me puede mucho, la ciudad y su gente, yo soy de Saltillo, traigo mi corazón Zacatecano gracias a Dios. Yo creo que aquí me voy a quedar, además ya compré terreno ahí en el Santo Cristo, entonces yo ya me voy a morir aquí, espero que ahí me entierren, sonríe.

Apasionado de su profesión, prosigue: “A mí me gusta mucho llegar aquí temprano”, la entrevista se realiza en los estudios de TV Azteca Saltillo”. Al hablar sus metas revela, “Bueno en el radio, me gustaría tener una estación de radio para mí solo o bueno al menos yo administrarla, cosa que es pues muy difícil ¿no?

 Cuando llega, Saltillo, era una ciudad completamente diferente en la que se vivía otro ritmo. Nada más llegaba hasta, yo creo hasta Rancho de Peña, y para el lado poniente pues nada más era hasta la Morelos, ahorita vamos llegando a Arteaga y la Sierra de Zapalinamé, la ciudad ha tenido un desarrollo impresionante, porque en el sur yo recuerdo que solamente era hasta la colonia "periodistas". 

Reflexiona sobre la actualidad: “Perdimos muchos valores porque los papás de hoy les damos todas las libertades a los hijos. Pues yo jugaba a las canicas, a la rayuela, el trompo, el yoyo... Yo nunca me aburrí. La verdad yo nunca me aburrí, si una época he disfrutado de mi vida es la infancia, yo me la pase feliz. Éramos pobres, muy pobres, pero yo no me daba cuenta. ¿Entonces pues cuál problema? Y ahora no, los muchachos ya andan en otra dinámica, y con esto del internet y de las redes sociales y de la televisión y hay todo, todo está a la mano.

 

 “Con el amor, no sabes el bien que le haces a tu hijo, con que todos los días lo abraces y le digas "Hijo te amo, te quiero", esas dos palabras, le transforman el día al muchacho o a la muchacha”, finaliza.